6 de noviembre de 2014 | Alfonso García-Donas Sepúlveda – Psicólogo

Profecía autocumplida

Hola de nuevo, amigos y amigas de la Psique Abierta. En esta nueva entrega quiero hablaros de un fenómeno que es harto conocido en la Psicología: La profecía autocumplida.
El término profecía autocumplida fue acuñado por el sociólogo estadounidense Robert K. Merton (fallecido en 2.003) para referirse a los efectos que nuestras creencias tienen sobre la realidad. Resulta que cuando tenemos una teoría o una idea acerca de algo o alguien, este hecho en sí mismo aumenta la probabilidad de que eso que creemos se acabe cumpliendo, sencillamente porque nuestro comportamiento intenta ser coherente con nuestras creencias.
Un ejemplo claro de profecía autocumplida sería la caída de un banco, por ejemplo. Imaginad que se corre la voz de que el banco es insolvente (aunque no sea así), la gente que tiene su dinero allí comienza a creérselo, se propaga el escándalo, todo el mundo saca su dinero de dicho banco y al final la entidad cae en bancarrota, cumpliéndose definitivamente la falsa insolvencia del principio.
Esto, que los antiguos ya lo sabían, los sintetizaron en el refrán de que “la fe mueve montañas”. Cuando creemos algo firmemente hacemos que se cumpla de manera inconsciente. Y es que las personas no reaccionamos simplemente a cómo son las situaciones, sino fundamentalmente a cómo las percibimos subjetivamente. No caigáis en la falacia de lo absurdo pensando que “si creo firmemente que me tocará la lotería, me acabará tocando”; no se trata de eso. Se trata de que nuestro comportamiento viene determinado en gran medida por el significado que atribuimos a las situaciones y a las personas. Cuando estamos convencidos/as de un cierto significado (sea éste real o no), adecuaremos nuestra conducta a tal percepción, con consecuencias palpables en la realidad.
En educación, por ejemplo, se ha estudiado este fenómeno de la mano de Rosenthal y Jacobson, dos investigadores que en 1.966 llevaron a cabo un experimento en las aulas para demostrar cómo las expectativas del profesor influían en el rendimiento escolar de los/as estudiantes. Infundieron a los maestros dos tipos de ideas basadas en un test de inteligencia que en realidad no podía predecir nada, de tal manera que a un grupo de alumnos/as le pusieron la etiqueta de “supradotados/as” y a otro grupo la etiqueta de “infradotados/as”. Demostraron que si el maestro creía que un grupo de alumnos/as podía rendir por encima de su nivel académico, al final éste acababa adquiriendo resultados superiores a su edad y curso escolar. Por el contrario, si el maestro creía que el grupo de estudiantes tenía capacidad para rendir por debajo de su nivel educativo, entonces el grupo también se comportaba coherentemente con esta idea. Sencillamente, el profesor no se comportaba con cada uno de los grupos de la misma forma porque sus creencias eran distintas y eso tenía repercusiones reales. A esto se le denominó Efecto Pigmalión y es un ejemplo clásico de profecía autocumplida.
Pero este efecto se da en todas las áreas de nuestra vida y de manera constante. ¿Cuántas veces habéis pensado aquello de “sabía que esto pasaría”? Esto es por la profecía autocumplida. Además, se añade que la memoria no es un proceso reproductivo, sino interpretativo. Esto significa que normalmente vamos a crear huellas de memoria coherentes con las creencias que tenemos y en consecuencia recordaremos más aquellas situaciones que, por así decirlo, han hecho que nos llevemos la razón, obviando el resto de situaciones que no han sido coherentes con nuestras ideas.
Y esto, amigos y amigas, está muy relacionado con las últimas teorías más punteras de la Astrofísica, muy ligadas con la rama de la Física Cuántica. Existe un efecto que ya ha sido estudiado y demostrado: “El efecto del observador”. Resulta que a nivel subatómico las partículas no se comportan de la misma manera si hay un observador que si no lo hay, comportándose como una partícula o como una onda dependiendo de si se observa su proceso de movimiento o no. Para más información buscad en Google “el experimento de las dos ranuras”, donde se explica más extensamente este fenómeno.
En definitiva, resulta que como observadores podemos modificar la realidad que nos rodea, simple y llanamente porque nos comportaremos de manera diferente según las creencias que tengamos.
Pero, vayamos a lo práctico. Imaginad, por ejemplo, que queréis hablar con vuestra pareja sobre un tema que os escama, sobre un problema que tenéis en común. Antes de iniciar la conversación ya tendremos ideas preconcebidas (prejuicios básicamente) que harán que de forma inconsciente la conversación tome unos derroteros u otros. Si pensamos que la otra persona acabará enfadándose porque “no se puede hablar con ella” o “siempre es la misma historia”, entonces os aseguro que la conversación se acabará transformando en pelea. Porque sin querer ya vamos crispados/as, la otra persona lo percibe aunque hagamos esfuerzos por contenernos, esa actitud al final acabará contagiándose y, listo: Profecía autocumplida realizada.
Esto también es aplicable a las emociones que sentimos a diario. Si cada día nos levantamos con la firme creencia de que será un día malo, la actitud que tomaremos ante las cosas que sucedan ese día irá acorde con tal idea, por lo tanto nos predispondremos a sentir emociones negativas. Si, por el contrario, miramos la vida con otros ojos, creyendo firmemente que las cosas que sucedan serán positivas, entonces nuestra actitud irá en ese sentido, de tal manera que nos tomaremos la vida de una forma más relajada, más dispuestos/as a sentir emociones positivas. Y, en realidad, las cosas que suceden no son ni positivas ni negativas, sino que dependen de las creencias que tengamos respecto a ellas y, por consiguiente, cómo las percibamos.
Y es que, como dijo Henry Ford (fundador de la famosa marcha de coches), “tanto si crees que puedes, como si crees que no puedes, en ambos casos tienes razón”.
Todo depende de tus ideas preconcebidas.
Nos vemos a la próxima.
 
Bookmark and Share

Comentarios

No existen comentarios para esta publicación
Deja un comentario

<< Volver a La Psique Abierta
Peñarroya-PueblonuevoMedidas preventivas que entran en vigor por la Covid-19 en Peñarroya-Pueblonuevo

Medidas preventivas que entran en vigor por la Covid-19 en Peñarroya-Pueblonuevo

Estas medidas han entrado en vigor desde las 0,00h del 17 de enero

El Ayuntamiento de Peñarroya-Pueblonuevo ha informado de las medidas que han entrado en vigor desde las 0,00h del 17 de enero. Unas medidas entre las...

Votación

¿A quién consideras responsable del aumento de contagios en Peñarroya Pueblonuevo?

A los ciudadanos por sus conductas
A las autoridades por no hacer cumplir las normas

Realizar votación | Ver resultados
 

Directo a...

© INFOGUADIATO.COM | Tfno: 670 97 99 88 | digitalnavarro@gmail.com | 14200 · Peñarroya | Diseña y desarrolla Xperimenta