7 de abril de 2022 | Joaquín Rayego Gutiérrez

Con la mosca tras la oreja

La casa es el nido, el hogar, el espacio donde el individuo alimenta su espíritu, y comparte en familia palabras, caricias, y afectos

Con la mosca tras la oreja
Con la mosca tras la oreja
─ “¡Es el Diablo quien empuña los hilos que nos mueven!/ (…) cada día descendemos un paso hacia el infierno/ sin horror, a través de tinieblas que hieden.”

La casa es el nido, el hogar, el espacio donde el individuo alimenta su espíritu, y comparte en familia palabras, caricias, y afectos.
Es indudable que el hombre es un ser espiritual: una burbuja sentimental; y no un robot programado al que se le puede dar cuerda a gusto del consumidor.
Los pringados de primer barniz, los déspotas ilustrados, y los grandes egocéntricos del "cuá cuá cuá", se equivocan al vender el progreso como un "invento genial", una caridad para los pobres de espíritu, una subvención para los damnificados, o uno de esos nidos de metacrilato reservados a encerrar de por vida la gracia, la sabiduría, y el perfume de un país.
Tan es así que un buen día los ingeniosos Arquitectos del Mundo Mundial se reunieron en cónclave, y acordaron levantar un Gran Altar al Progreso.
Comenzaron por expulsar la historia de los museos, los libros del “Index” de las bibliotecas, y a derribar construcciones perniciosas poco adaptadas a la modernidad del relato: casas, palacios, catedrales, miradores, terrazas, doblados, haciendas, cortijos y chiringuitos, que para nada servían si no para molestar al constructor.
Para tan monumental labor funcionarios de Hacienda, y operarios de Salsa Rosa, vestidos de blanco impoluto, levantarían actas de embargo, y expedientes sancionadores.
Detrás de ellos un equipo de especialistas ─ albañiles, caza fantasmas, y gruistas ─ aplicados en dejar todo el panorama a la vista sin un solo árbol de sombra, ni un toldo, ni un bicho, ni un ladrillo, ni un Cristo de palo que echarse a la boca.
"Tierra quemada", como alguien tituló. Un proyecto para el futuro; una obra de arquitectura destinada a perdurar por los siglos de los siglos. Que no nos va a conocer ni la madre que nos parió…
Resultado adjunto: ahora, con la corrupción, ya nadie se fía de nadie.
Y ante tan singular planificación la gente sale a la calle con un pendiente como bandera: una mosca sobre la oreja.
¡Qué pertinacia! ¡Qué empeño! “¡No pasarán!”, dijeron, y construyeron un bastión con sus propios cuerpos.
En días aciagos los croatas esperan la llegada de un sinfín de ataúdes y apisonadoras, para dar tierra a sus muertos.

***
Hace una semana o dos, en una misa de difuntos celebrada en la basílica del Cristo de la Expiración, el oficiante refirió a los presentes una anécdota del finado.
En los últimos tiempos mi vecino solía decir a la familia "que iba a ver a un amigo".
Extrañado uno de sus hijos le siguió los pasos hasta comprobar que el antedicho conocido era ni más ni menos que el Cristo de la Expiración, "El Cachorro" de Triana, a quien su progenitor iba visitar a menudo.
¡Qué gran misterio es el hombre!
Secretos que el alma esconde; biografía sentimental que por más que el moralista, el papista, el agnóstico, o el embalsamador de turno se empeñen, abarca muchos más capítulos que un grueso libro de historia, o que un dibujo al carboncillo destinado a precisar la anatomía de un esqueleto, con toda suerte de detalles.
Que por más que se empeñen en decir que somos ceniza, el hombre es una voluntad de crecer junto a sus congéneres, una semillita atómica...

(Nota: Tomé prestada la ilustración del poeta visual Antonio Monterroso Madueño)
 
Bookmark and Share

Video relacionado:

Comentarios

No existen comentarios para esta publicación
Deja un comentario

<< Volver a Opinión
VillahartaEl aguaor vuelve a recorrer las calles de Villaharta: así se celebra 'Aguosto', el mes del agua

El aguaor vuelve a recorrer las calles de Villaharta: así se celebra 'Aguosto', el mes del agua

La localidad de Sierra Morena reivindica sus aguas agrias con un completo programa de actividades que dura más de tres semanas

El aguaor vuelve a recorrer estos días las calles de Villaharta, una localidad de 700 habitantes enclavada en un lugar fresco y húmedo de la Sierra Mo...

Votación

¿Crees necesaria la semi peatonalización de las calle José Simón de Lillo, Miguel Vigara y Constitución?

Si
No

Realizar votación | Ver resultados
 

Directo a...

© INFOGUADIATO.COM | Tfno: 670 97 99 88 | digitalnavarro@gmail.com | 14200 - Peñarroya | Diseña y desarrolla Xperimenta